8 elementos imprescindibles en una ruta en bicicleta

8 elementos imprescindibles en una ruta en bicicleta

20 septiembre, 2015 0 Por Amador

Lo más importante para el ciclista cuando entrena es sentirse seguro y con los medios necesarios para reparar la gran mayoría de las averías que se pueden producir durante una salida. En este artículo detallaremos 8 elementos imprescindibles en una ruta en bicicleta que pueden marcar la diferencia entre que la salida tenga una avería anecdótica o que se convierta en un problema para volver a casa.

  • Equipación

Es muy importante utilizar la ropa adecuada un buen culote puede marcar la diferencia en una ruta larga ya que una persona dolorida en ciertas partes no desarrolla ni la misma concentración ni la potencia deseadas a sus piernas, un truco que viene muy bien para las personas que entrenan prácticamente a diario es el uso de cremas para evitar los roces en zonas no deseadas. El maillot debe ser lo más cómodo posible y dependiendo de la época del año, que nos ayude a estar calentitos en invierno pero que al mismo tiempo transpire lo suficiente para que no nos sobrecalentemos y lleguemos a sudar de más, y en verano lo más fresco posible, recomendando que sea de cremallera entera.

  • Casco

Es parte fundamental de tu seguridad  junto a tu prudencia. Por ello mi consejo es que evaluemos bien qué casco compramos teniendo en cuenta que no es como los trajes que puedes tener veinte; mejor uno y bueno porque en ello puede estar la diferencia entre sufrir daño o no en un impacto con la cabeza.

  • Zapatillas de ciclismo

Puede que para un paseo relajado sea suficiente una zapatilla de deporte normal, pero si vamos a pedalear en serio es mejor utilizar zapatillas especiales,  ya que estas están diseñadas para sacar el mayor rendimiento a tu pedalada junto a los pedales. Se hacen un bloque con los pedales automáticos y ofrecen un apoyo rígido en el caso de utilizar pedales sin encaje automático.

  • Guantes

No sólo nos ayudan a disminuir los impactos del terreno en los brazos, cuello y columna, sino que nos pueden salvar de un resbalón por sudoración o incluso en una caída de algún raspón en las manos.

  • Liquido hidratante

Podemos utilizar simplemente agua, pero si vamos a hacer un esfuerzo importante o prolongado en el tiempo, es mejor utilizar bebidas isotónicas o añadir sales al agua para ir reponiendo las sales que vamos perdiendo durante el esfuerzo con el fin de llegar lo mejor posible a nuestro destino.

En el caso de la BTT mi consejo es que lo llevéis en una mochila hidratante que al mismo tiempo os servirá para llevar las herramientas y los repuestos. Además, una mochila de este tipo contribuye a aumentar nuestra seguridad, ya que durante una caída de espalda este tipo de complemento nos protege la columna frente a un impacto contra una piedra u otro elemento del terreno.

  • Comida

Tan importante como llevar líquido para beber e ir reponiendo las sales perdidas es llevar comida solida (barritas, manzana, naranja, higos…)  Estos alimentos nos ayudan a recuperar fuerzas durante el periodo de ejercicio. Deben ser fáciles de asimilar y deben consumirse con tiempo suficiente, antes de que comencemos a sufrir los efectos de la pérdida de energía. Además, como productos de absorción muy rápida podemos utilizar geles energéticos y recuperadores e incluso azúcar liquida para la recuperación de los sobreesfuerzos o por decirlo de otra forma cada vez que trabajamos por encima del 90% de nuestra facultades físicas.

  • Herramientas

En una ruta debemos llevar siempre algunas herramientas básicas que nos podrán ayudar a resolver las averías más habituales. Añaden poco peso y mucha tranquilidad. No se trata de llevar un taller encima; siempre habrá averías que tengamos que reparar en casa, pero estas son unas que debemos llevar siempre con nosotros:

Desmontadores. Un mínimo de dos teniendo en cuenta que la cubierta hay que intentar montarla con las manos y si no podemos, con mucho cuidado de no volver a pinchar la cámara, al igual de revisar la cubierta de que no quede ningún elemento de los que han producido el pinchazo.

Bomba. No llevemos la más pequeña del mercado sino la que realmente hace su función. Para ello la podemos probar antes de comprarla ya que no hay tanta diferencia en el peso pero sí en su efectividad entre una y otras.

Tronchacadena. Para algunos puede parecer superflua e innecesaria, pero un buen paseo de vuelta andando por no llevarla os hará ver la importancia de esta herramienta.

Llaves. En este caso es muy importante comprobar el tipo de llaves que utilizan los componentes de tu bicicleta. En la mayoría son llaves Allen del 4, 5 y 6 y un destornillador de estrella. Esto se vende normalmente en un kit que muy práctico que se puede encontrar en cualquier tienda de bicicletas.

  • Repuestos

Las herramientas que se detallan anteriormente sirven para reemplazar  las piezas que se deterioren, y para poder realizar la reparación también debemos llevar una serie de repuestos:

Cámaras

Liquido anti pinchazos

Caja de parches

Un trozo pequeño de dos o tres eslabones, y un eslabón de cierre.

Todas estas herramientas no son necesaria que las llevemos todos, cuando salimos en grupo se pueden repartir para que así nos sea más liviana la ruta.

 

Recordaros que toda reparación durante la ruta es provisional y que deberéis volver a revisarla en casa, utilizando llaves dinamométricas para dar el par de apriete correcto a los tornillos y en caso de las cubiertas aseguraros de que está bien limpia y no nos encontraremos la rueda en el suelo en la próxima salida.

Además, es necesario mantener Limpia vuestra bicicleta, sobre todo cadena, piñones, roldanas y platos. Un poco de disciplina con esto ayudará a alargar la vida útil de la bicicleta y sus componentes, con el ahorro que eso os supondrá.